0

QUIENES SON HÁBILES PARA IMPUGNAR EL MATRIMONIO CATÓLICO

POR: NORA EDILMA GARCÍA ARBOLEDA.

ABOGADA CANONISTA.  

                                           Impugnación

ESPECIALISTA EN DERECHO DE FAMILIA.

BUFETE DE ABOGADOS CONSULTORES.

Para los casos en los cuales se necesite impugnar el matrimonio católico, les voy a dejar el procedimiento que sigue el derecho Canónico. Todos estos procesos,  se recomienda que los lleve un abogado Canonista, para que no pierda tiempo y dinero, pero les dejo claro,  que usted mismo lo puede hacer, lo que pasa,  es que las personas desconocen estos temas tan complejos y propios de la iglesia católica:

Canon 1674.

Son hábiles para impugnar el matrimonio:

  1. Los cónyuges;
  2. El promotor de justicia, cuando la nulidad ya se ha divulgado si no es posible o conveniente convalidar el matrimonio.

Canon 1675.

1. El matrimonio que no fue acusado en vida de ambos cónyuges no puede ser impugnado tras la muerte de uno de ellos o de los dos, a no ser que la cuestión sobre su validez sea pre judicial para resolver otra controversia, ya en el fuero canónico ya en el civil.

2. Si el cónyuge muere mientras está pendiente la causa, debe observarse lo prescrito en el canon 1518.

Del oficio de los jueces

Canon 1676.

Antes de aceptar una causa y siempre que vea alguna esperanza de éxito, el juez empleará medios pastorales para inducir a los cónyuges, si es posible, a convalidar su matrimonio y a restablecer la convivencia conyugal.

Canon 1677.

1. Una vez aceptada la demanda, el presidente o el ponente procederá a notificar el decreto de citación, de acuerdo con el canon 1508.

2. Transcurridos quince días desde la notificación, el presidente o el ponente, a no ser que una de las partes hubiera solicitado una sesión para la contestación de la demanda, en el plazo de diez días determinará por decreto y de oficio la fórmula de la duda o de las dudas, y la notificará a las partes.

3. La fórmula de la duda no sólo debe plantear si consta la nulidad del matrimonio en el caso del que se trata, sino también especificar por qué capítulo o capítulos se impugna su validez.

4. Pasados diez días desde la notificación del decreto, si las partes no han objetado nada, el presidente o el ponente ordenará con nuevo decreto la instrucción de la causa.

De las pruebas

Canon 1678.

1. El defensor del vínculo, los abogados y también el promotor de justicia si interviene en el juicio, tienen derecho:

  1. A asistir al examen de las partes, de los testigos y de los peritos, quedando a salvo lo que prescribe el canon 1559.
  2. A conocer las actas judiciales, aun cuando no estén publicadas, y a examinar los documentos presentados por las partes.

2. Las partes no pueden asistir al examen del que se trata en el apdos. 1, 1 .

Canon 1679.

A no ser que las pruebas sean plenas por otro concepto, para valorar las declaraciones de las partes de acuerdo con el canon 1536, el juez ha de requerir, si es posible, testigos que declaren acerca de la credibilidad de las partes; y usará también otros indicios y adminículos.

Canon 1680.

En las causas sobre impotencia o falta de consentimiento por enfermedad mental, el juez se servirá de uno o varios peritos, a no ser que, por las circunstancias, conste con evidencia que esa pericia resultará inútil; en las demás causas, debe observarse lo que indica el canon 1574.

De la sentencia y de la apelación

Canon 1681.

Cuando en la instrucción de la causa surge una duda muy probable de que no se ha producido la consumación del matrimonio, puede el tribunal, suspendiendo la causa de nulidad con el consentimiento de las partes, realizar la instrucción del proceso para la dispensa del matrimonio rato, y luego transmitir las actas a la Sede Apostólica junto con la petición de dispensa hecha por ambos cónyuges o por uno de ellos, y con el voto del tribunal y del Obispo.

Canon 1682.

1. La sentencia que declara por vez primera la nulidad de un matrimonio, junto con las apelaciones, si las hay, y demás actas del proceso, debe transmitirse de oficio al tribunal de apelación dentro del plazo de veinte días a partir de la publicación de la sentencia.

2. Si la sentencia en favor de la nulidad se ha dictado en primera instancia, el tribunal de apelación, vistas las observaciones del defensor del vínculo y, si las hay, también las de las partes, debe, mediante decreto, o confirmar la decisión sin demora o admitir la causa para que sea examinada con trámite ordinario en la nueva instancia.

Canon 1683.

Si en el grado de apelación se aduce un nuevo capítulo por el que se pide la declaración de nulidad de un matrimonio, el tribunal de apelación puede admitirlo y juzgar acerca de él como en primera instancia.

Canon 1684.

1. Cuando la sentencia que por vez primera declaró la nulidad de un matrimonio ha sido confirmada en grado de apelación mediante decreto o nueva sentencia, aquellos cuyo matrimonio ha sido declarado nulo pueden contraer nuevas nupcias a partir del momento en el que se les ha notificado el decreto o la nueva sentencia, a no ser que esto se prohíba por un veto incluido en la sentencia o decreto, o establecido por el Ordinario del lugar.

2. Las prescripciones del canon 1644 han de observarse aunque la sentencia que declaraba la nulidad del matrimonio hubiera sido confirmada no con otra sentencia, sino mediante decreto.

Canon 1685.

En cuanto la sentencia se haya hecho ejecutiva, el Vicario judicial debe notificarla al Ordinario del lugar en el que se celebró el matrimonio. Y éste debe cuidar de que se anoten cuanto antes en el libro de matrimonios y en el de bautismos la nulidad que se ha declarado y las prohibiciones que quizá se hayan añadido.

Deja una respuesta

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>